Últimos temas
» Lost Soul [Élite]
Mar Oct 11, 2016 10:39 pm por Invitado

» — Determination { UNDERTALE Rol }
Sáb Oct 01, 2016 2:54 pm por Invitado

» Un Frio Regreso
Sáb Sep 24, 2016 3:59 pm por Vice

» busco rol
Lun Sep 12, 2016 11:43 am por yer noligma

» Ficha oscura de Yer Noligma
Jue Sep 01, 2016 3:39 am por yer noligma

» Registro de Avatar
Jue Sep 01, 2016 3:13 am por yer noligma

» ausencia sombría- regreso del olvido
Miér Ago 31, 2016 7:25 am por Zayyn

» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:24 am por Invitado

» ;Dile una mentira al de arriba.
Miér Ago 24, 2016 1:56 am por yer noligma

» Registro de Lux
Sáb Ago 06, 2016 2:19 pm por Zayyn

» La Pluma y la Ficción [Afiliación - Normal]
Vie Jul 29, 2016 4:58 am por Zayyn

» He vuelto a la Tierra
Jue Jul 28, 2016 3:10 pm por Johno Battonage

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Mar Jul 26, 2016 3:56 am por Zayyn

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Sáb Jul 23, 2016 3:21 am por Zayyn

Afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 00 de 45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.

» Imágenes de categorías y temas creadas por el Staff de Mundo Digimon Rol, estilo originalmente extraido del perfecto trabajo de Neeve en Hardrock colores, fuentes, encabezado, fondos y cabeceras modificados por el staff de Mundo Digimon rol a manos de Yuri Voltaire. Todos los derechos del foro quedan en manos del Staff de MDR, así como su sistema de personajes y tramas 100% creación propia de esta comunidad.

»Agradecimiento especial a todos los artistas de DeviantArt por su gran trabajo creativo, dando lugar a algunas de las imágenes que han sido trucadas o casi enteramente modificadas para el nacimiento del estilo visual.

Ada Hunter

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ada Hunter

Mensaje por Ada Hunter el Mar Jun 02, 2015 4:24 pm

Nombre:   Ada

Edad: 16

Genero: Femenino

Rango: Digimon D-Cyber

Personalidad:  Su manera de pensar se ha visto influenciada a raíz de la terrible pesadilla que sufrió hace unos años, en la que Ada sentía ser atravesada por microagujas. Buscando un lugar al que pertenecer, su deseo de querer apoderarse del mundo ha crecido. Justo antes de entrar en el Mundo Digital Ada descubrió que el Mundo Real podía caer rendido a sus pies a través de su música. Demasiado fácil, Ada espera un reto todavía mayor.

Ni siquiera ella es capaz de razonar el por qué sus pensamientos se han ido ensombreciendo en los últimos meses. Ada solía ser una chica muy activa, inquieta, curiosa y entrometida. Con frecuencia era castigada debido a su comportamiento impulsivo y que en ocasiones resultaba algo hostil. Pero ahora, parece una chica sumida en sí misma, su mirada dice mucho más de lo que suelen decir sus palabras. Se ha vuelto reflexiva y una estudiante modelo.

Apariencia fisica: Posee una estatura media, aproximadamente 1,60 cm y pesa alrededor de 50kg.  Tiene una melena color azabache de extensión muy larga y que suele  quedar recogida en dos coletas. Tiene unos ojos carmesís enmarcados en un rostro ovalado que resaltan en su piel blanquecina. Su mirada, en ocasiones algo ausente, parece algo condescendiente. Sus labios son finos ayudando a que Ada adopte una expresión dulce e inocente. Aunque un halo sombrío envuelve su expresión.


Posee una silueta estilizada y bien proporcionada para una chica de su edad. Debido al extenso tiempo que ha pasado dentro del internado, suele vestir de uniforme y llevar una mochila. De no ser así, presenta un estilo alternativo del que suelen predominar las tonalidades oscuras. Suele calzar unas botas altas que remarcan aún más su silueta.

Gustos:
-Lo nuevo y desconocido. Los objetos nuevos y las personas misteriosas avivan su interés. Además siente una fuerte atracción hacia los lugares desconocidos y no explorados.

-Los retos. Le gusta marcarse objetivos, por lo que si se encuentra entre sus aspiraciones no dudará en ampliar la lista de retos.

-Tocar el violín.

-El fuego. No entiende el por qué de esta atracción, pero se siente realizada cuando ve cosas arder.

- Actividades ilegales

-La música fuerte y rítmica.

Disgustos:
-Tocar el violín. Entiende que es el mejor recurso que la vida podía regalarle ya que es una genio y precisamente por eso mismo, el que todos crean que no puede desaprovechar ese talento, le cabrea. Además que puede considerarse su vida, ya que se ha pasado la mayor parte del tiempo a su lado. Ni ella entiende la relación de amor-odio que le profesa. Cuando toca el violín suele acompañarlo por algún baile.

-Las tormentas. Sin saber explicar por qué, la luz de los rayos hacen que piense en un tiempo anterior a la pesadilla en la que era atravesada por la oscuridad y esto le causa una confusión temporal.

-La falta de respeto y el abuso hacia otros. Aunque ya no actúa así, todavía es capaz de meterse en peleas ajenas porque considera injusto que los fuertes crean que pueden tener la última palabra.

-Que le subestimen. Hace que se tome las cosas de forma personal y agresiva.

-Las súplicas. No entiende qué tiene de glorioso en conseguir algo mediante una súplica.


Digivice:

2° Línea: Son capaces de utilizar 2 líneas, estas se dividen desde el nivel novato. Se puede alternar entre ambas líneas a voluntad.

Propiedades del Digivice:


  • Se puede guardar al digimon en este Digivice
  • Permite escanear si el digimon posee el anticuerpo X
  • Si se agita el digivice una determinada cantidad de veces se potencia el ataque del digimon
  • Este digivice permite tener 2 líneas evolutivas con el mismo digimon
  • Al concentrar energía y estar en contacto con el digivice se pueden crear esferas de energía que agrandan la data que toquen y que pueden potenciar al digimon del usuario.


Digimon: :

Nivel Bebé:

Nombre: Yukimi Botamon
Imagen:
Descripción: Todo su cuerpo está recubierto de un mullido pelo blanco.
Ataques:
Diamond Dust: Exhala un frío aire congelante.  

Nivel Bebé II / In Training:

Nombre:Tunomon
Imagen:
Descripción: Todavía está en su más tierna infancia y tiene una personalidad adorable. Ya que su instinto de combate todavía no ha despertado.
Ataques: Burbujas. Escupe brubujas por la boca

Nivel Child / Rookie:

Nombre: Gabumon
Imagen:
Descripción: Aunque está recubierto por una piel, es claramente un reptil. Debido a su personalidad extremadamente tímida , siempre recoge los datos que Garurumon deja tras de sí. Debido a que está usando el cuero de piel de Garurumon , que es temido por otro Digimon , adopta el papel de salvaguardarse a sí mismo para la protección de su cuerpo. Cuando está usando el cuero de piel, su personalidad da un giro de 180º

Ataques:
Petit Fire: Lanza una corriente de llamas azules de su boca
Machine Gun Jab: Puñetazos continuos hacia el enemigo
Tsuno Kougeki : Ataca con su cuerno
Gabumon Shot: Emite una pequeña explosión desde su boca

Nivel Adulto / Campeón 1:

Nombre: Sangloupmon
Imagen:
Descripción: Noble chupasangre digimon lobo. Es una especie bastante antigua de Digimon , y se dice que ha sobrevivido desde la génesis del mundo digital . Los Digimon que han tenido su sangre succionada por Sangloupmon, tienen toda la información extraída de su Digicores , cesar las funciones vitales , y morir . Sangloupmon es capaz de moverse de forma instantánea a diferentes lugares , ya que se precipita sobre la red para romper sus datos en paquetes a su propia voluntad. Por esta razón, se dice que es muy difícil de capturar Sangloupmon

Ataques:
Sticker Blade: Lanza cien finas espadas
Black Mind: Se deshace sus propios datos para fundirse en la sombra de su oponente


Nivel Adulto / Campeón 2:

Nombre: Garurumon X-Antibody
Imagen:
Descripción: Cubierto en azul, blanco y de color plateado de pieles , es un Digimon Bestia que tiene apariencia como un lobo . Esa piel es tan dura como " Mithril ", que se llama a un metal raro legendario , y puesto que las cuchillas que crecen desde las puntas de sus hombros tienen bordes afilados , cualquier cosa que les toca es cortado en pedazos. Como posee un instinto furioso de combate perfeccionado en las tierras heladas , así como - la agilidad y la precisión para llevar de forma fiable sus objetivos , es un ser temido por otros Digimon . Sin embargo, es muy inteligente, y obedece fielmente a los que reconoce como su maestro o líder. En su forma X-Antibody

Ataques:
Fox Fire: Exhala llamas heladas azules
Freeze Fang: Sus colmillos resplandecen y hace daño en el área afectada


Nivel Ultra / Perfecto 1:

Nombre: Astamon
Imagen:
Descripción: A pesar de que es un Perfecto, posee el poder que supera la de un Ultimate y es un príncipe de la zona oscura que gobierna una legión de Digimon Demonios. Muestra crueldad hacia sus enemigos y la bondad hacia sus amigos , y debido a eso, el carisma  que se espera es obtener un número considerable de seguidores entre Digimon Demonio . Las balas disparadas desde su ametralladora " Oro Salmón " , poseen su propia voluntad , y sin duda perseguir al oponente para el "fin del infierno.

Ataques:
Hellfire: Dispara todas las balas de El Oro de Salmon
Maverick: Lanza una patada al acumular su propio qi oscuro.

Nivel Ultra / Perfecto 2:

Nombre: WereGarurumon X-Antibody
Imagen:
Descripción: Un Hombre Bestia Digimon que se desarrolló de Garurumon y se convirtió en capaz de caminar sobre dos piernas . Debido a su forma bípeda perdió su velocidad, pero se convirtió en un tipo Comando Digimon con poder ofensivo y defensivo más fuerte , así como el desarrollo de un carácter táctico. Sus técnicas de patadas que da rienda suelta utilizando la fuerza que heredó de Garurumon , son muy fuertes , por lo que su capacidad de salto sostiene de primer o segundo lugar entre los otros Digimon . Además, es leal, y tiene una naturaleza fiable , es capaz de ejecutar fielmente su misión si su amo le da una orden. A diferencia de él, WereGarurumon X tiene más partes de metal, puede correr más rápido y su poder es mayor.


Ataques:
Kaiser Nail: Araña a su oponente con sus poderosas garras de forma vertical
Baldy Blow: Da un mal golpe al enemigo que hace daño
Engetsugeri: Lanza una fuerte patada a su oponente


Nivel Ultimate / Mega 1:

Nombre: Belphemon
Imagen:
Descripción: Se dice que Belphemon despierta de su sueño eterno , una vez en mil años , y recupera su forma natural. Cuando Belphemon despierta de su sueño se transforma en una encarnación de la rabia, y todo lo que entra en su campo de visión se convierte en un objetivo para la destrucción. Se dice que sólo por el sufrimiento Belphemon : Rage, Los Digimon Perfecto y por debajo sus datos desintegraron y murieron al instante , y ni siquiera los Digimon Ultimate pueden escapar ilesos.

Ataques:
Lampranthus: Libera llamas negras de las cadenas enrolladas alrededor de su cuerpo
Gift of Darkness: Desata rayas verticales desde sus garras envuelto en fuego demoníaco.
Lightning Horn: Empuja al enemigo usando un cuerno electrificado
Dark Horn: Permite que un aura oscura cubra el cuerpo mientras golpea al enemigo


Nivel Ultimate / Mega 2:

Nombre: MetalGarurumon
Imagen:
Descripción: Parece una versión robótica y con alas de su clásica forma de lobo. La diferencia de poder es enorme ya que sus ataques son extremadamente poderosos, ya que congelan y destruyen a su rival. Todo su cuerpo está metalizado exceptuando la zona inferior de sus patas traseras y la mandíbula inferior, lo cual le otorga una gran defensa, es más versátil debido a las alas metálicas que emiten energía, lo que le permite volar.

Ataques:
Aliento de Lobo Metálico: Arroja una ola de frío en el cero absoluto que congela todo, y detiene las funciones vitales de la víctima.
Garuru Tomahawk: Lanza los misiles desde los compartimentos ocultos en su cuerpo que congelan y destruyen al enemigo.
Disparo Garuru:Ataca al enemigo disparando con su laser que esta en el hombro, dejándolo muy herido.
Tormenta de Metal: Ataca usando su ametralladora.



Cambio de Modo 1:

Nombre:
Imagen:
Descripción:
Ataques:

Cambio de Modo 2:

Nombre:
Imagen:
Descripción:
Ataques:

Información adicional:

-Actualmente es miembro del DATS

-Suele llevar una mochila de colegiala en la que guarda cuadernos a modo de diarios

-Conoce los idiomas más hablados del planeta debido a la cantidad de viajes que tuvo que hacer cuando vivía con su padre; español, inglés y chino.

-Suele llevar el estuche de su violín atado a su espalda e improvisa continuamente rítmos con las manos y canciones cuando se aburre

-Cuando vivían en Norteamérica su padre le enseñó a disparar con armas de fuego, porque por seguridad no le deja llevar ninguna el mundo ya no es un lugar seguro. Tiene muy buena puntería.


Historia:  
Spoiler:


No es una historia sencilla. ¿Escucháis ese sonido? Es mi público que aguarda impaciente a que salga al escenario. Las luces están apagadas en todo el recinto, velando por la sagrada tradición que exige unos minutos de reflexión para mí y  una desesperación intensa por parte de mis fans. Sonrío, aunque a ciencia cierta, no sé decir por qué. Un estrecho pasillo de tablones de madera es el tramo final que me queda por recorrer para llegar al escenario. Tomo aire y lo expulso con lentitud. Por unos sofocantes instantes, el cuartucho en el que me encuentro queda iluminado por la lumbre que desprende mi mechero. Es mi rostro el que juega con las luces y sombras, languideciendo ante al titilar de la pobre llama que palidece a cada segundo consumido.

Tengo algo importante que decir: no importan los colores con los que se vista el mañana, ellos siempre aguardarán a mi regreso. ¿Soy yo la que ejerce ese poder sobre ellos? ¿Es mi ritmo el causante de estremecer sus almas al éxtasis? No, ellos se hacen a sí mismos cosas terribles todos los días, se asfixian en un mundo lleno de aire porque toman decisiones increíblemente erróneas sin pestañear y lo peor de todo, es que casi ni se enteran.  

Mi llegada a este mundo no fue tan esperada, ni siquiera rápida, ni deseada como será mi paso por ese escenario. Todo lo que sé acerca de mi madre, se lo debo a Jebb. Él fue quien me explicó que aparecí una noche de noviembre ante su puerta, envuelta en mantas, con las mejillas sonrojadas por el frío entre mocos secos y lágrimas en el rostro. Jebb conoció a mi madre en prisión. En sus memorias siempre quedará reflejada como “una blanca flacucha, de pelo laceo y expresión sombría en el rostro”. No intercambiaron demasiadas palabras en ese tiempo que duró su estrecha relación. Pero aquello pareció bastarle a la madre que me trajo al mundo para entregarme a su cuidado. Al menos mis primeros pasos no fueron en el pavimento gris y cuartelado de una cárcel. ¿Gracias, mamá?

Jebb también había estado en la cárcel, era una de esas extrañas personas a las que el sistema había conseguido reinsertar. No es una información que a él le gustase compartir conmigo, pero solía recordármelo cuando me portaba mal y me quería sermonear. Crecí en un apartamento no más grande de 20 metros, en un bloque de pisos que desentonaba con la tradicional casona de madera ranchera de Texas. Jebb era una persona serena, nunca hablaba de más pero tampoco lo hacía de menos. Tenía una complexión dura, cuyo semblante provisto por una buena sonrisa producía un efecto curioso, y es que tú querías devolverle la sonrisa. De espaldas anchas, el pelo le caía revuelto sobre sus hombros otorgándole un atractivo genuino. Si bien recuerdo que entre algún que otro mechón, se escondían varios de tonalidad blanquecina pese a que no alcanzaría la treintena de edad.

Pero si debo mencionar su mayor punto fuerte; era como si todo lo que le rodease estuviese impregnado de magia. Aquella belleza de tratar a lo más simple con delicadeza, dándole brillo hasta la más rutinaria de las acciones. Sí, incluso en Texas, que todavía hoy parece atrapada entre sureños paletos y leyes secesionistas.

Las preguntas eran frecuentes, ¿un joven con acento canadiense al cargo de una niña pequeña en un pueblo perdido de la Texas profunda? Pero de alguna forma, Jebb parecía tenerlo todo controlado. Él me adoraba y respecto a mí, creía que él… era el ser que había puesto las estrellas en el cielo. Si alguna vez reí con inocencia era mientras me aupaba entre sus brazos y me hacía girar frenéticamente, haciéndome creer que durante esos instantes, el mundo nos pertenecía. Pero como suele ocurrir en casi todas las historias de naturaleza humana, ocurrió algo que hizo tambalear ese bienestar y lo cambió todo para siempre.

El día de mi octavo festival del 4 de Julio, Jebb me llevó a la capital para que pudiese disfrutar por primera vez de la cabalgata y que como toda niña, gozase entre el ruido, los aplausos y las distintas carrozas que inundan de color las calles durante ese día. Jebb tomaba mi mano izquierda firme pero sin llegar a hacerme daño, en la otra no dejaba de zarandear un palo de algodón de azúcar mientras tarareaba una canción infantil. Aquel fue el primer día en el que estuve rodeado de tanta gente. Gente por todas partes, que se movían, que gritaban, que se pegaban a tu piel y respiraban en tu nuca. Recuerdo que alguien nos dio un empujón, mi algodón se estampó contra el suelo e inmediatamente rompí a llorar. Jebb se agachó para secarme las lágrimas y darme consuelo, un hombre que había observado la escena se acercó hasta nosotros.

Una niña tan pequeña no debería estar en un lugar como este. Podrían aplastarla.-Cuando habló un hedor a alcohol se desprendió de su boca. En aquel momento me pareció el olor más asqueroso que había sentido nunca.

Su aspecto era muy descuidado. Llevaba una gabardina beige medio roída, su pelo estaba alborotado y mal cuidado siendo de un color intensamente carmesí al igual que su barba mal recortada. Un sombrero grande de ala ancha cubría su cabeza además de no permitir que nadie viese el color de sus ojos. En su mano derecha agarraba una botella de whiskey, medio tapado con una bolsa de plástico, sus dedos estaban cubiertos por unos guantes de lana rotos. Por unos instantes, Jebb enmudeció como si sus palabras le hubiesen desconcertado. Pero después descubriría que no fueron sus palabras las que le hicieron callar.

Es una niña preciosa. ¿La llamaste Ada, como te dije?-cuando volvió a pronunciarse, se tambaleó y tuvo que apoyarse en la espalda de un desconocido para no caerse contra el suelo.

Entre palabras poco entendibles y un gesto de mano trató de disculparse con el señor contra el que se había apoyado. La mirada de aquel hombre lo decía todo. Me aferré con fuerza al cuello de Jebb mientras éste me tomaba en brazos. Aquel hombre apestaba a suciedad y a problemas. Abrí los ojos como platos cuando vi que conocía mi nombre.
 
Ha pasado mucho tiempo, Hunter. Me ha costado reconocerte… ¿es eso un disfraz? Porque estás hecho un asco.-su tronadora risa tras sus palabras hicieron que mi corazón se calmase un poco. Al parecer era un conocido de Jebb.

Estoy… oficialmente sin trabajo, Jebbie. Esa escoria me ha echado después de 25 años.
-se encogió de hombros y le dio un trago a su botella.

Creía que los de tu clase no se jubilaban nunca. –le respondió con una buena sonrisa.

Los tiempos están cambiando Jebbie. Ahora ya no tienen tanta consideración como antes… hoy estás en Turquía recogiendo unos datos, mañana te cargas a un tío en Brasil y…bah… ya no les interesas. ¿Sabes lo que quiere decir esto, Jebbie? El Gobierno es una puta mierda que negocia con extraterrestres y se mea en tu cara con tus impuestos.-aquellas palabras habían alterado el hombre que había terminado alzando la voz y despertando miradas poco amistosas a nuestro alrededor.

Vamos Hunter, los fuegos todavía no han comenzado. ¿Qué tal si buscamos un sitio mejor para verlos, eh?-Palmeó su hombro e hizo que pasase su enorme brazo por su espalda para ayudarle a emprender la marcha.

Solo de pensar que el brazo de aquel hombre podía rozarme, hacía que me estremeciese y enterrase mi rostro en el pecho de Jebb. Juntos, poco a poco fuimos alejándonos de la gente hasta que dimos con una taberna. Nos sentamos los tres en una mesa, Jebb y yo ocupábamos la misma silla. Aquella vez sentí que algo no iba bien antes de que todas las señales apuntasen a lo evidente. Sobre la mesa sirvieron dos cafés bien cargados, en uno de los ventanales se podía observar cómo por encima de las casas de enfrente los fuegos artificiales habían dado comienzo. Supongo que a estas alturas ya no quedará ninguna duda, pero ese andrajoso y borracho hombre que tenía enfrente de mí era mi padre.

¿Qué vas a hacer ahora?-preguntó Jebb rompiendo el silencio.

Compraré un rancho, robaré un par de vacas y dormiré siestas en una hamaca bajo el sol con un par de rubias a cada lado.-El hombre río y sus carcajadas sonaron profundas y graves.

Espabila cowboy del espacio, los yankies ganaron la guerra y nadie va a rezar por ti. –Le replica Jebb con una mueca burlona. El hombre parece encontrarle el chiste a esas palabras porque parece estar a punto de echarse a reír de nuevo.-Te diré lo que vas a hacer. Esta vez vas a quedarte y jugarás a la familia feliz ¿me has oído? Tienes una hija maravillosa que no ha conocido nada de quienes la procrearon. ¿Duermes por las noches, Hunter?

Escucha Jebbie he hecho demasiadas cosas mal en mi vida, pero dejar a esa niña conmigo sería un jodido error. Sabes a lo que me dedico y conmigo estará en peligro.-por primera vez vi sus ojos al golpear la mesa y elevarse levemente hacia arriba su sombrero.

Te dedicabas, Hunter. Tú mismo lo has dicho.-me toma en brazos y me deposita encima de las piernas de ese maloliente ser al que debería aceptar como a mi padre desde aquel momento.- Estuvo muy bien aquello que me dijiste en la cárcel, que el mundo todavía me necesitaba y todas esas mierdas. Pero ¿sabes qué? Ahora ella te necesita más y debería ser tu único mundo, cerdo arrogante. Le hice una promesa a Maggie y aquí ha terminado mi tiempo de jugar a las casitas.    

¡¡Cómo se te ocurre nombrar a…!!-Alza la voz y rápidamente tapé mis oídos sintiendo la fuerza con la que vibraba su cuerpo al enfadarse. Él pareció percibirlo porque depósito su mano en mi cabeza y se calmó mientras entornaba los ojos.- Te agradezco lo que has hecho por mí, Jebbie, por ella también, bueno por las dos… pero que haya dejado de estar en sus listas no quiere decir que no vayan a venir a por mí.

No es una opción, lo siento. Tendrás que enseñarle que este mundo no es tan maravilloso como todo el mundo piensa. Tú eres su padre, no yo.-Durante unos segundos ninguno de los dos dijo nada. Finalmente Jebb se levantó de su silla, mesó mis cabellos por ultima vez y tuvo la decencia de mirarme a los ojos mientras esbozaba una despedida amable.

El hombre que me había dado la vida gozaba del resplandor de una vieja gloria. Fumaba, bebía, dormía y traía mujeres por casa. Todo ello en exceso. Cuando así lo creía, simplemente tocaba empacar nuestras cosas y desaparecíamos. Viajé por todo el mundo conociendo los bajos fondos de casi todas las ciudades famosas. No entendía por qué el mejor hombre del mundo me había dejado con ese ser que me había dado a la vida pero que distaba mucho de ofrecerme algo bueno.

Cuando cumplí los once años, encontré una figurita entre las cosas de mi padres, muy extraña de la cual emanaba un atrayente halo oscuro. Al principio, la atesoraba en secreto porque me gustaba ver cómo cambiaban las vetas negras si pasaba la mano por encima. Me recordaba a esas lamparitas de lava que van haciendo formas graciosas cuando están encendidas. Pero un día mi padre descubrió a qué me dedicaba en sus horas de siesta. Retrocedí varios pasos temiendo el reproche que podía caerme tras haber tomado una de sus cosas sin permiso. Pero lejos de todo ello se sentó a mi lado. De repente, todas esas preguntas que le había estado formulando durante años, tenían su respuesta.

Mi padre formaba parte de un grupo de exploradores que velaban en secreto por cubrir todo tipo de huellas de una raza alienígena. Porque al parecer había algo parecido a otra sociedad llamada DATS que buscaba eliminarlos. O eso entendí yo la primera vez que me lo explicó. ¿Quién podía tragarse algo como eso? Lo peor de todo, es que su empeño porque creyese en su delirio fue en aumento. Me preparó para disparar, para sobrevivir como si algo terriblemente malo pudiese venir a por nosotros en cualquier momento. Nada había tenido ningún sentido desde que me separé de Jebb. Había pasado los peores tres años de mi vida, así que tomé una mochila y empaqué mis cosas junto a la extraña lámpara. El único objeto que mi padre me había regalado en todo ese tiempo.

Me fugué de casa y salí en una búsqueda desesperada de Jebb. Cuando eres pequeño y solo has conocido el calor de tu corazón de una persona, haces lo que sea por volver con ella. Aunque puedan separarte varios países de distancia respecto a esa dicha persona amada.

Primer problema. No eres nadie sin dinero. Estuve tocando en el metro para ganarme unas monedas. Las botellas de vidrio producen un sonido único si conoces la forma apropiada de hacerlos sonar. Estúpido pero efectivo. Junto al tipo del violonchelo desafinado y el de teclado eléctrico que hacía como que tocaba algo, pero en realidad lo hacia el propio aparato, tenía talento. Era algo original y menor de edad.

Segundo problema. A la policía no le gusta ver que hay menores en la calle. Aprendí que cuando existe la menor posibilidad de que haya un policía por la zona, hay que huir. Existen unas casas de acogida a las que van los niños sin hogar, una especie de reformatorio institucional del que es mejor no saber nada.

Un día escuché una voz que me llamaba a través de mi lámpara. ¿Un genio? No, ya había dejado de creer en las historias maravillosas. Esto solo podía significar que me estaba volviendo loca. Así que la ignoré el tiempo suficiente hasta que no me quedó más remedio que hacerle caso. Estaba tocando en uno de los metros de Londres, con un público más que encantador, cuando divisé la figura de mi padre. Eché a correr por la innumerable red de pasillos que componen aquellos túneles de la capital inglesa. Pero el viejo no me daba tregua, resultaba increíble que un cuerpo tan maltratado como el suyo pudiese correr tanto. Llegué a un callejón sin salida y el intento por apaciguar las cosas de mi progenitor tan solo me asustaba más. Así que como aquel que descuelga una llamada desde el infierno, respondí. Lo último que escuché fue mascullar a mi padre un insulto.

¿Sí?

La lámpara me absorbió en un agujero negro que me transportó a un lugar cenizo y poco inspirador. Caí bruscamente por lo que es posible que estuviese varias horas sin consciencia. Me dolía mucho la cabeza y sentía la boca muy reseca, como la resaca más gorda que podáis recordar en vuestras vidas. Con dificultades me levanté, empecé a caminar de forma dudosa y tenía frío. Mucho frío. ¿Qué era ese extraño lugar y por qué se respiraba un aire tan viciado? Era como si caminase en círculos y cuando creí que no iba a llegar a ninguna parte, los vi.

Eran las criaturas más extrañas que había visto nunca, de diferentes formas y tamaños, estaban por todas partes. Todo rastro con la humanidad parecía de otro mundo. Estaba aterrorizada, el corazón me latía intensamente como si fuese a salirse por mi boca, pero de repente comencé a creer en esos aliens que me había contado mi padre hace años. Traté de pensar en cualquier detalle minúsculo que él me hubiese contado y que ahora pudiese servirme de utilidad. Les asusta el hierro, pensé. Pero no, esas son las hadas. Les asusta la plata, pensé. Pero no, esos son los hombre-lobo. ¿El ajo? Error, prueba otra vez. ¿La sal? Mierda eso es a los fantasmas. Finalmente desistí. Lo único que tenía claro, era que no tenía ni la más remota idea de estas criaturas. Apreté mis puños y cerré mis ojos con fuerza. “Nada de esto es real, nada es real, nada es real”.

Hola princesa. Soy Tsunomon.-salió una voz muy aguda a mi encuentro.- No creía que los humanos vinieseis hasta aquí. Pensaba que todos llegabais a la Villa de los Inicios.

Algo me había encontrado, abrí los ojos de par en par y comencé a inspirar y expirar con violencia. En un lugar tan oscuro y aterrador como este, aquella bolita con un cuerno era la cosa más adorable que había visto en mi vida.-¿Hay más humanos? ¿Puedes llevarme con ellos?-le pregunté llena de miedo.

Sois niños elegidos, claro que hay más. Pero no puedo llevarte con ellos, yo no puedo salir de aquí. El amo Devimon volvería a castigarme.-me comentó con un enternecedor y sincero rostro.

¿Amo? ¿Es el dueño de este mundo?-Ese lo que fuese comenzó a acercarse a mí con curiosidad pero temeroso. Como si no desease que nadie escuchase nuestra conversación.

No, él no es dueño de nada. Hay muchos como él en este lugar, suelen luchar entre ellos y esclavizar a otros digimons para conseguir más poder.-me susurró asegurándose de que no había nadie más cerca.

Asimilé sus palabras en silencio. Este mundo estaba lleno de criaturas que luchaban entre sí pero que tenían la sangre tan oscura y corrupta como la humana. Eran capaces de esclavizar a sus congéneres solo por poder. Me senté en el suelo y abracé mis piernas, no sabía por qué esa extraña lámpara me había traído a este mundo pero ahora lo que más me preocupaba era que tampoco sabía cómo salir de él. Esa extraña bolita dio un salto y se colocó encima de mis rodillas para situarse a la altura de mi cara.

No te preocupes princesa, seguro que encuentras muy pronto a tu digimon compañero. Él sabrá qué hacer y seréis amigos siempre. –me sonrío de forma inocente y rebosaba de confianza en sus palabras, cuando yo apenas podía creer que estuviese delante de mí. Tomé aire y trate de inspirar lo más lento posible. ¿Un amigo? Me encantaría saber qué es eso.

¿Y si resulta que eres tú? Eres el primer…erm… monst…dig…¿digimon? que me ha hablado.-le pregunto ya algo más tranquila.  

¡¡Pero… yo…mi amo…!! ¡No puede ser… nos mataría a los dos!-Sus enormes ojos temblaron ante la posibilidad que le había planteado. Se estaba poniendo muy nervioso, así que sin saber demasiado bien qué hacer, lo tomé entre mis brazos y lo abracé para calmarle. –Eres calentita, nunca me había sentido así. Es genial.-Cuando traté apartarlo de mí para ver si ya se encontraba mejor, se chocó con brusquedad de nuevo ante mi pecho. Estaba completamente sonrojado, quizás no deseaba que le viese en ese estado.-Uno sueña cosas… los niños elegidos vienen aquí y cambian nuestro mundo. Las injusticias. Igual por eso has venido, llevo soñándolo hace mucho.    

  ¿Eras tú el que me llamaba a través de la lámpara?-le pregunto con ternura mientas acaricio su suave pelito.

¿Eh? ¿Llamar? No, Tsunomon no tiene tanto poder como para hacer eso.-me replica casi al momento.

Algo me decía que no me iba a resultar nada fácil encontrar al causante que me había traído hasta este mundo. Pero tener entre mis brazos a aquella bolita anaranjada hacia que, en mucho tiempo, me sintiese bien. Muchos años después descubriría que el lugar al que fui a caer dentro del digimundo no era un lugar seguro en absoluto, más bien podría considerarse un milagro que por mi inexperiencia no hubiese muerto. Estuve junto a ese pequeñajo en lo que a mí me parecieron meses. Nunca me habían sido tan útiles las lecciones que mi padre me había dado hasta ahora. Al menos esa parte de mi vida empezaba a tomar sentido. De una forma muy macabra, se puede decir que no se sabe lo que se tiene hasta que se pierde. Resulta que mi padre no estaba tan chiflado como yo creía, pero después de ver hombrecillos verdes, espero que entendáis que es natural dudar si esa persona te comenta acerca de unas criaturas digitales.  Finalmente, gracias a la ayuda de Tsunomon evolucionado en Gabumon, encontré un portal por el que regresar.

Aparecí en algún lugar de Japón, confusa, pero al menos en mi mundo. Ya casi ni recuerdo cuántas horas estuve deambulando hasta que vi a un par de bblablamon. Me aferré con fuerza a una de las señales de tráfico sin poder dar crédito a lo que mis ojos estaban viendo. Tanto tiempo fuera estaba consiguiendo que tuviese visiones. ¡¡Ya estaba en casa!! ¡¡No me podía estar ocurriendo esto!! Pero entonces, del cielo vi cómo se abría una brecha y aparecía de nuevo Gabumon para posicionarse a mi lado. ¿Había conseguido averiguar cómo entrar en el Mundo Humano? Según me había contado, eso no era posible, de ahí la importancia de los portales dimensionales. Eso solo podía significar que igual que lo había conseguido él, lo habían hecho aquellos digimon.

¡¡Huye, Ada-hime!! El amo ha encontrado la forma de comunicar ambos mundos.-grita sin mirar directamente a mi dirección.

¿Qué estás haciendo aquí? ¡Este es mi mundo, aquí tu amo no debería tener ningún poder!-le respondí haciendo caso omiso a su petición.

Alguien tiene que intentar detenerles, quiero volverte a ver y si no hacía algo, esto acabaría contigo y con tu mundo.-me comentó lleno de determinación.      

Dos grandes explosiones destrozaron por completo varios edificios a la redonda. La gente corría desesperada pero tampoco podía comunicarme con ellos, por más que lo intentase. Sin dominar el idioma y presos del pánico era una misión imposible. Los ataques de Gabumon no les hacían ni cosquillas, salía impulsado una y otra vez chocándose contra los coches. Si no hacía algo mi amigo iba a morir, nunca me había sentido tan impotente hasta ese momento. Pero entonces una nueva energía se cargó de mi dispositivo y Gabumon evolucionó a Sanglupmon. Era el fuerte vínculo creado entre los dos lo que le ayudaba a aumentar su poder. Pero aquellos digimon no iban a ser lo peor que aparecería por allí.

Pronto llegaron unos muchachos a la escena que también tenían digimons, al principio pensé que podían tratarse de más niños elegidos que venían a eliminar la amenaza. Pero también atacaron a Sanglupmon. Corrí desconsolada cuando mi digimon se destransformó pero antes de que pudiese llegar hasta a él, mi padre me detuvo. Me tomó en brazos entre chillidos y patadas para encerrarme en una furgoneta negra. Después salió corriendo hacia mi digimon y le ayudó a volver malherido hacia la grieta, esquivando los ataques de los chicos. Luego llegó entre jadeos a la furgoneta e inició la escapada más suicida que había vivido nunca.

Esos…mierdas… son el DATS… les da igual qué clase de digimons tengan delante…los aniquilarán a todos sin pensárselo dos veces. –comenzó a hablar mientras derrapábamos por las calles todavía conmocionadas de Tokio por el ataque.- Si creen que no representas una amenaza, intentarán reclutarte.

¿Qué ha pasado con Gabumon?-grité sin poder controlar mi histeria.

Ha vuelto al Mundo Digital, se defenderá mucho mejor allí.-la furgoneta daba tumbos ante la violenta forma de conducción de mi padre. -¡¡¡¿Se puede saber dónde cojones has estado?!!! ¡Tienes la más remota idea de lo jodidamente mal que dejaste mi corazón cuando te largaste de casa!-su voz tronadora parecía dejarse llevar por la conmoción de volverme a ver. Aunque no sabía si quería estrangularme entre sus corpulentas manos o darme un abrazo que rompiese todos los huesos de mi cuerpo.

No podía creer lo estúpido que sonaba todo cuanto había hecho, en estos momentos, en la parte trasera de una furgoneta escapando de milagro. Mi padre era un enigma para mí, tenía secretos que atesoraba mucho más que a su vida. Pero cuando llegó el instante en el que ya podía comprenderle, no escatimó en contármelo todo. Mi desconfianza y posterior huida supongo que destrozarían a cualquiera. Todo ello, llevó a que los meses siguientes se sucedieran despacio.

Estuvimos viviendo escondidos en uno de los pueblos más perdidos y recónditos de China. Pero tomó la determinación de llevarme a un internado, lo más seguro sería actuar con la mayor normalidad posible. En otras palabras, se sentía un fracaso como padre y aún no podía mirarme a la cara.

Dicen que cada cual se esfuerza en desarrollar el talento que más le conviene. En mi caso, desarrollé mil y una maneras de escaparme de aquel internado. Odiaba a todos esos chavales que sólo les preocupaban sus estupideces adolescentes. Deseaba volver al Mundo Digital con todas mis fuerzas, luchar contra ese capullo de Devimon y liberar a Gabumon. Pero en ese intento frustrado por regresar junto a mi amigo, la música era lo único que me consolaba.

Acudía recurrentemente a las calles del metro para seguir tocando, con ello conseguía olvidar unos dulces momentos todas las vejaciones que soportaba en el internado. Sobrevivir en este ordinario y doloroso mundo era mi castigo, mi penitencia. A medida que iban pasando los días mi corazón iba tornándose más y más sombrío. La luz de mis ojos languidecía hasta perderse en el infinito y caer por un abismo profundo.
Poco a poco las calles empezaron a repetir mi nombre como un eco. Las noches todos los transeúntes del metro, podían disfrutar de un frenético ritmo que producía con chatarra vieja y diferentes utensilios de cocina. El tiempo transcurría y mis modos cada vez se iban radicalizando. La vida iba a querer que me encontrase con Jebb una vez más. Se quedó a una de mis actuaciones, hasta el final. Luego caminó hacia mí y amablemente me ordenó que le acompañase a tomar algo caliente. En el pub nos estaba esperando mi padre, tragué saliva e hice acopio de todas mis fuerzas para que no me temblasen las piernas.

Siéntate, pequeña.-dijo Jebb señalando el taburete que quedaba entre medias.-Has crecido mucho, estás preciosa. –comentó mirando directamente mis mechas de color y mis piercings.

Cualquiera diría que te criaron los mapaches, cada vez que tienes miedo huyes de mí y te vas a la calle.-pronunció mi padre dándole otra calada a su cigarro de forma impasible.

¡Venga Hunter, con reproches no se consigue recuperar el amor de nadie!-le reprendió Jebb e inmediatamente le cayó un colleja.

Lo que quiero decir…-su tono sonaba cansado y apagado- es que si necesitas ayuda puedes recurrir a mí. Puedes volver a casa.

Mordí mi labio creando un terrible silencio sin saber qué decir que pronto lo inundó todo. Mi padre me quería, a su manera, y de alguna forma debía creer que me lo estaba demostrando. A excepción de Jebb y después Gabumon no había conseguido forjar ningún vínculo afectivo con nadie. Sentía una terrible rabia que inundaba mi interior. Todas las personas a las que debería importarles terminaban abandonándome (mi madre, Jebb, Gabumon…) y ahora, una de ellas me estaba abriendo su corazón.

Pero dile algo a tu viejo, no seas mala, que le has tenido al hombre sin dormir y sin comer.-esa vez, alcé mi mano para darle una colleja y descubrí que mi padre se encontraba haciendo exactamente lo mismo. Ambos nos miramos por un instante y comenzamos a reír.-Sois como un cáncer, lo vuestro no tiene cura.-terminó de decir Jebb mientras se llevaba la mano hacia la nuca enrojecida.

Quiero volver a casa, me obligaste a dejar el dispositivo. Quiero descubrir qué le ha pasado a... quién tú ya sabes-comenté con seriedad evitando dar más detalles innecesarios ante Jebb.

Está bien. Pero ten mucho cuidado con quienes tú ya sabes.-respondió y le dio un sorbo a su jarra de cerveza.

En casa, la lámpara era la conexión que me vinculaba con el Mundo Digital. Inicié mis viajes al Mundo Digital como era mi voluntad. Pero también saqué adelante mis estudios como era voluntad de mi padre. En el Mundo Humano conseguí que un cazador de talentos se fijase en mí y una noche a la semana, tocaba la batería en un grupo de percusión en un local alternativo. Luego vino un contrato mejor en el que iba recorriendo diferentes pubs de la ciudad. Las personas que acudían a mis conciertos liberaban la adrenalina necesaria y adictiva como para volver a verme en  otro garito al día siguiente. Poco a poco, mi vida iba progresando aunque nada de eso significaba algo para mí. Es aquí donde he de volver de nuevo al presente.

La llama del mechero ha terminado por consumirse. Este es el instante en el que estiro mis piernas, crujo los dedos de mis manos y camino con paso solemne hacia el escenario. ¿Por qué permitimos que duerma nuestra voluntad? Tiene que haber algo más. Este mundo es tan simple que destruirlo debería ser posible con tan solo un chasquear de dedos. El Mundo Digital sufre de una fragilidad parecida. Nuestra existencia podría consumirse como la triste llama de mi mechero. ¿Y todo eso para qué? Mi padre dedicó su vida a una gente por la que ahora no siente ninguna consideración por él. Es más, le persiguen y dan caza como a un vulgar criminal. Ninguna otra organización quiere dar abiertamente la cara y reclutarle, ir en contra del DATS supone una gran amenaza. ¿Es así como quiero vivir mis días?

No. Yo quiero más, lo merezco todo y lo conseguiré todo. Mis días sumida en la miseria han dado a su fin. Es hora de salir a esos dos mundos y… respirar profundo. Todo me pertenece. Esta es una declaración de guerra. Bienvenidos a mi auténtico sueño americano.

Las voces gritan en éxtasis viéndome aparecer sobre el escenario. Tomo mis baquetas y dejo que me posea el espíritu atronador de mis tambores. El recinto vibra con la emoción de cada golpe, que lo sienten en su piel y dejan llevar sus cuerpos en todas direcciones. Es el ritual más antiguo que el hombre conoce, al principio le pedían lluvia y le dedicaban ceremonias alrededor del fuego. Ahora dejan que sus almas vuelen libres preocupándose únicamente por vivir el momento. Cumplir con la voluntad de ser felices y olvidar todo aquello cuanto pese en sus vidas.

Cuando regreso, con una toalla rodeando mi sudoroso cuello, del concierto, hay algo que me está esperando en mi habitáculo que actúa como camerino. Es una carta firmada en el dorso con mi nombre. “Ese chico con máscara de gato también es beicon frito. Si es amigo tuyo, dile que se haga vegetariano”. Un rubor intenso recorre mis mejillas, mi pulso se acelera reconociendo de inmediato la caligrafía de las letras del contenido del sobre. Es la letra de mi padre. ¿Cómo sabe que yo…? ¿Cómo se ha dado cuenta de que he estado interesándome por un chico? El mensaje estaba claro, tenía que salvarle. Así empezaría el primer paso por hacer mío este podrido mundo.              

Armas y equipación
Equipación DATS:
Traje Digizoid:
Ropa la cual está hecha de fibras de esta material, de ese modo el traje normal que utilizan los miembros de DATS les permite soportar ataques que normalmente asesinarían a un humano, claro que este queda altamente herido pero resulta bastante útil en momentos donde el humano corre grave peligro. El peso y textura de este tipo de ropa es el mismo que el de un ropaje normal así que el humano que la utilice puede moverse como normalmente haría. Al llegar a tener el nivel Oficial la ropa se puede elegir que ropa de digizoid tener.

Obtenida en este tema: Duelo de violines y con la música a otra parte
Comunicador inalámbrico:
Los miembros de DATS tienen comunicadores inalámbricos con forma de celular. Estos tienen las funciones normales de un celular pero su línea está hecha específicamente para que solo acepte llamadas de DATS tanto de otros agentes como de la base.

Obtenido en este tema: Duelo de violines y con la música a otra parte

Bastón Espada:
Bastón de madera negra extraída de sauce diamante y tallado en tierras desconocidas. En el interior del bastón, se encuentra una hoja de acero de alto carbono. De esta manera el inofensivo bastón se transforma en una espada corta convirtiéndose en un arma defensiva. El eje ha sido confeccionado con forma de calavera, la cual queda atravesada por una serpiente plateada. Dicho eje soporta un orbe en su base de tonalidades oscuras y oscilantes acordes a las de un zafiro. En la base del eje, contiene unas runas grabadas en plata que sirven de soporte a la calavera.


Obtenido en este tema La Milla Sangrienta

48:




Descripción: Forty-eight. Desnuda, potente, lista para la acción. El estrecho chasis es más ágil que nunca. El rugiente V-Twin y la musculosa delantera son más potentes que nunca. El impecable depósito de combustible en acero luce como una joya y revela sus auténticas raíces americanas en cada uno de sus detalles.

Dimensiones:
Longitud 2,210 mm
Altura de asiento, sin carga 6710 mm
Distancia libre al suelo 110 mm
Lanzamiento 29.6
Avance 132 mm
Distancia entre ejes 1,495 mm
Dimensiones neumaticos - Del. 130/90B16 73H
Dimensiones neumaticos - Tras. 150/80B16 77H
Capacidad de depósito de gasolina 7.9 l
Capacidad de aceite 2.6 l
Peso en seco 247 kg
Peso en orden de marcha 252 kg

Cantidad de usos y limitaciones:
-Consumo en ciclo combinado ciudad / carretera 4.9 l/100 km

Habilidades:-

Características:
-Motor icónico: acido de los legendarios motores Shovelhead y Ironhead, se monta en las Sportster desde 1984. Su diseño de válvulas en cabeza encuentra sus orígenes en el programa de competición de la empresa y lo sabrás en cuanto notes la explosión de par en bruto que acompaña cada giro del acelerador. El diseño V-Twin refrigerado por aire con un compacto conjunto cigüeñal/transmisión en una sola pieza encaja en el estrecho perfil Sportster como una mano en un guante

-Tecnología: esta dotada con los últimos equipos del siglo XXI que la confieren mayor ligereza y resistencia que en modelos anteriores. Luz de carretera, punto muerto, indicador de presión de aceite baja, intermitentes, indicador de diagnóstico del motor, indicador de combustible bajo, batería baja, sistema de seguridad, ABS. Velocímetro de 4 pulgadas, de montaje bajo, integrado en el velocímetro electrónico con cuentakilómetros parcial del manillar, reloj horario en el cuentakilómetros parcial, medidor de viaje doble, visualización de rpm/marcha, indicador de ABS, luces testigo LED

-Tubo de escape con protecciones térmicas cortadas a láser: El tubo de escape recortado doble superpuesto lleva rodando tanto tiempo como la familia Para lograr ese look de «brillo que rompe la oscuridad» del escape de la Forty-Eight® hemos oscurecido los silenciadores. A continuación, les hemos puesto unas protecciones térmicas cromadas, con estrías cortadas a láser.


Remordimientos:



Descripción: Una pistola Long Colt 45 de doble acción,  esto le permite trabajar indistintamente de las dos formas ya conocidas de cualquier revolver (es decir, que el gatillo realice una única acción siendo esto característico de los primeros revólveres y con doble acción única es decir que el gatillo realice dos acciones). Porque se realiza el amartillamiento directamente sobre el martillo, como oprimiendo el gatillo. En ambos casos el continuar presionando el gatillo libera el mecanismo percutor. Ha sido decorada con incrustaciones doradas para conferirle al arma un diseño original.

Habilidades:-

Características:
-Tiene un mecanismo de retroceso corto no haciendo retroceder al cañón cuando se ejecuta el disparo
-La pistola incorpora dos seguros, uno en la empuñadura que impide accionar el disparador a no ser que el arma esté firmemente sujeta y otro en el armazón, al alcance del pulgar, que al subirse impide el retroceso de la corredera y la caída del martillo percutor
-Posee un cargador de hilera simple de 7 cartuchos de calibre del 45mm.
-Posee un cargador con hilera simple de 7 cartuchos de calibre de 0,5mm
-Peso 3,5 kg
-El cañón de 8 3/8 pulgadas (21.3 cm), la longitud total es de  (38 cm) y su peso, vacío, es de 4,5 libras (2 kg).
-El tambor o cilindro, solamente, tiene casi 2 pulgadas (5 cm) de diámetro y llega a 2.25 pulgadas (aprox. 6cm) de longitud.
-Cada  cartucho calibre .45 que dispara tienen casi 2 pulgadas (45cm) de longitud.
-Cada cartucho calibre 0,5 que dispara tiene 5 cm de longitud.

Limitaciones y usos:
-La capacidad máxima del tambor es de 7 balas
-Llevo dos cargadores llenos además del que ya está puesto en el arma, la cual lleva balas del calibre 0,45 (1 + de 045mm y otro de 0,5mm).
-Vacía el tambor en un turno (gracias a su muy dismiuido retroceso)
-Posee un cargamento total de 49 balas: 24 balas de 0,5mm y 25 balas de 0.45mm
-Un turno para hacer la carga completa, por lo que durante ese turno solo estará permitido el movimiento (ej: ponerme a salvo).

Proud Joke:
Armadura Sólida de Digichrome Rojo:
Re-Equip Armor Aplication
[url=

Características:
Descripción: Un nuevo icono ha sido desbloqueado en la terminal. Mediante el uso de carga y creación de datos de la Terminal de Batalla, una armadura hecha de Chrome Digizoid puro aparecerá alrededor del usuario. Formada por un 50% de Chrome Digizoid de la mayor pureza y un 50% de Chrome Digizoid Rojo también de la mayor pureza, la armadura se adapta para proteger todo el cuerpo del usuario procurando reducir lo mas mínimo posible su movilidad, si bien esta, se verá reducida casi en un tercio de lo normal.

Habilidades:

Absorbe las vibraciones de los golpes físicos, anulando el daño de cualquier clase de impacto hasta que es destruida.
Refleja o anula la energía de impactos energéticos, anulando el daño de cualquier clase de impacto hasta que es destruida.
Una vez destruida la armadura, su código volverá a la terminal, entrando en un estado de reparación cuya duración será de 24 horas (O la finalización del tema) En caso de no ser complétamente destruida y retirarse, tardará igualmente 24 horas en reparar los daños sufridos.
Se adapta al cuerpo del usuario y a sus medidas a la perfección, recogiendo el aspecto visual que mejor represente al mismo.
El añadido de Chrome Digizoid Rojo le otorga la capacidad de una resistencia muy superior.


Cantidad de Impactos anulados:

Nivel Novato: Indiferentes
Nivel Campeón: Indiferente
Nivel Perfecto: 8
Nivel Mega: 4
Nivel Super-Mega: 2
Chrome Digizoid Obsidiana Puro: 2


Características:

Hecha con Chrome Digizoid ordinario, de gran calidad en un 50% de su estructura.
Hecha con Chrome Digizoid Rojo, de gran calidad en un 50% de su estructura.
Cada armadura tiene una apariencia distinta según su portador.
Su peso, aunque notable, es mucho menor al de armaduras de carácter humano.
Pueden ser utilizadas en el mundo humano.


Nombre del Anime/Manga/ del que viene: Vocaloid
Nombre original:  Zatsune Miku

*Cuidado con los zombis*

Todo ha sido extraído de Wikimon.
avatar
Gold Tamer
Ver perfil de usuario
DATS


Edad PJ :
16

Edad User :
26

Digienergia :
818

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Armadura de Batalla
  • Códigos de la Digicentral
  • Transportador Dimensional
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :

Volver arriba Ir abajo

Re: Ada Hunter

Mensaje por Ruben el Miér Jun 03, 2015 9:50 am

Aceptado, ya puedes comenzar


Yo// Bearmon // Wisemon



Dodomon - Wanyamon Bearmon Gryzmon Grappu Leomon Bancho Leomon Marsmon // Wisemon AncientWisemon 
avatar
Admin
Ver perfil de usuario
Platinum Tamer


Nada


Edad PJ :
18

Edad User :
22

Digienergia :
2026

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Armadura de Batalla
  • Códigos de la Digicentral
  • Transportador Dimensional
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :

-Hacha Real

Volver arriba Ir abajo

Re: Ada Hunter

Mensaje por Ada Hunter el Lun Ago 10, 2015 1:04 pm

Actualizado 10/08/2015
avatar
Gold Tamer
Ver perfil de usuario
DATS


Edad PJ :
16

Edad User :
26

Digienergia :
818

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Armadura de Batalla
  • Códigos de la Digicentral
  • Transportador Dimensional
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :

Volver arriba Ir abajo

Re: Ada Hunter

Mensaje por Ada Hunter el Miér Feb 03, 2016 11:04 am

Actualizado 03/02/2016
avatar
Gold Tamer
Ver perfil de usuario
DATS


Edad PJ :
16

Edad User :
26

Digienergia :
818

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Armadura de Batalla
  • Códigos de la Digicentral
  • Transportador Dimensional
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :

Volver arriba Ir abajo

Re: Ada Hunter

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.