Últimos temas
» Lost Soul [Élite]
Mar Oct 11, 2016 10:39 pm por Invitado

» — Determination { UNDERTALE Rol }
Sáb Oct 01, 2016 2:54 pm por Invitado

» Un Frio Regreso
Sáb Sep 24, 2016 3:59 pm por Vice

» busco rol
Lun Sep 12, 2016 11:43 am por yer noligma

» Ficha oscura de Yer Noligma
Jue Sep 01, 2016 3:39 am por yer noligma

» Registro de Avatar
Jue Sep 01, 2016 3:13 am por yer noligma

» ausencia sombría- regreso del olvido
Miér Ago 31, 2016 7:25 am por Zayyn

» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:24 am por Invitado

» ;Dile una mentira al de arriba.
Miér Ago 24, 2016 1:56 am por yer noligma

» Registro de Lux
Sáb Ago 06, 2016 2:19 pm por Zayyn

» La Pluma y la Ficción [Afiliación - Normal]
Vie Jul 29, 2016 4:58 am por Zayyn

» He vuelto a la Tierra
Jue Jul 28, 2016 3:10 pm por Johno Battonage

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Mar Jul 26, 2016 3:56 am por Zayyn

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Sáb Jul 23, 2016 3:21 am por Zayyn

Afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 00 de 45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.

» Imágenes de categorías y temas creadas por el Staff de Mundo Digimon Rol, estilo originalmente extraido del perfecto trabajo de Neeve en Hardrock colores, fuentes, encabezado, fondos y cabeceras modificados por el staff de Mundo Digimon rol a manos de Yuri Voltaire. Todos los derechos del foro quedan en manos del Staff de MDR, así como su sistema de personajes y tramas 100% creación propia de esta comunidad.

»Agradecimiento especial a todos los artistas de DeviantArt por su gran trabajo creativo, dando lugar a algunas de las imágenes que han sido trucadas o casi enteramente modificadas para el nacimiento del estilo visual.

Cómo conocí a tu madre

Página 3 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Kenshi Haibu el Dom Ago 16, 2015 11:34 am

Mi suposición era incorrecta, cuando salgo del baño veo que la chica esta despierta y el plato de comida esta vació. La pelirroja me mira fijamente y veo como ella empieza a quitarse la camiseta, cosa que me sorprende mucho y hace que me sonrroje, sin embargo me apresuro para colocarme mi camiseta.

-Hey, hey... ¿que estas haciendo? si tienes calor puedo traer un poco de nieve de afuera- Le digo bromeando antes de sentarme junto a la mesa. -Bueno... ¿te sientes mejor, la medicina dio resultado?... y veo que te gusto la comida- Comento antes de tomar el control remoto para cambiar la televisión y sintonizar un canal de películas que ahora están mostrando The Avengers.


-Hablar-
-FunBeemon-
-Ryudamon-
-Narrar-
-Pensar-
-NPC-


avatar
Admin Junior
Ver perfil de usuario
Platinum Tamer


Nada


Edad PJ :
21

Edad User :
22

Digienergia :
2843

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :
-Digivice Burst
-Espada Suchīrusutingu

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Zayyn el Dom Ago 16, 2015 12:00 pm

El humano se sonroja al verme y se apresura a detenerme. Dejo escapar una desdeñosa pero leve risa y vuelvo a mirar el plato, mientras el humano se sienta en el suelo y cambia el canal, sintonizando una pelicula que desconozco (he estado siete años encerrada sin ningún otro entretenimiento que el de mirar las manchas de las paredes de una habitación) en la que se muestra a un gigante verde amenazando a un tipo de cabellos oscuros.

Mientras miro la escena, en la que el gigante zarandea al otro hombre repetidas veces como si fuera un trapo, mis tripas suenan de nuevo, de forma bastante audible. Me llevo una mano al estómago y miro al humano de manera significativa. ¿Me da cobijo en su casa? Entonces su obligación es satisfacer mis necesidades, y en ellas entra el tener el estómago lleno.

- Sigo teniendo hambre-digo, sin decir por favor, a fin de cuentas, él había insistido en cuidar de mí... Y para hacer honor a la verdad, aún estaba herida, cansada y enferma... << No estaría mal quedarme una temporadita más aquí... Estoy débil y los de DATS deben de seguir por ahí buscándome. Este es un lugar seguro... Espero >>-apoyo los codos en la mesa, y de manera pensativa, comiendo a juguetear con los mechones de mi pelo, y saco pecho para intentar que el humano se fije en mi pechonalidad-. Yyy... ¿La oferta de empleo sigue en pie?-pregunto, fingiendo cierto desinterés.


Zayyn
Aeirmon
Ráthalos
Rukriel
Coral

Cosicas:



avatar
Admin
Ver perfil de usuario https://www.flickr.com/photos/126775221@N05/
Platinum Tamer


Death Knights


Edad PJ :
22

Edad User :
24

Digienergia :
4899

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Armadura de Batalla
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :


Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Kenshi Haibu el Dom Ago 16, 2015 1:16 pm

Miro fijamente la película, ignorando las demandas de comida de la chica, sin embargo cuando la chica se coloca sobre la mesa, empiezo a verla y escucho su interés acerca de la oferta de trabajo. Noto inmediatamente que ella intenta convencerme de algo ya que nunca se había comportando de esa forma con migo.

-Ajam... si, te puedo enseñar lo que tienes que hacer mañana, cuando estés mejor... aunque mañana tengo que ir a comprar comida... se acabo la carne- Le digo a la chica sin dejar de mirarla.

Luego me levanto de la mesa para entrar a la cocina y regresar con agua y medicina para la chica.

-Toma eso y te sentirás mejor... por cierto tu camisa de fuerza ya esta seca y... mañana te daré una piedra para afilar, tus espadas no tienen filo... yyyy ¿por que estabas vistiendo una camisa de fuerza?- Le pregunto para quitarme esa duda de encima.


-Hablar-
-FunBeemon-
-Ryudamon-
-Narrar-
-Pensar-
-NPC-


avatar
Admin Junior
Ver perfil de usuario
Platinum Tamer


Nada


Edad PJ :
21

Edad User :
22

Digienergia :
2843

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :
-Digivice Burst
-Espada Suchīrusutingu

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Zayyn el Dom Ago 16, 2015 2:03 pm

Me ha ignorado completamente ante mi petición de comida, por lo que pongo mala cara y resoplo, haciendo que el pelo de mi flequillo se agite en el aire para luego caer de nuevo. Gruño, molesta, pero le escuchó con atención al comprobar que su oferta de trabajo sigue en pie. A ver, sigo sin fiarme de él... Pero me lo ha propuesto, y necesito dinero urgentemente... No puedo estar siempre con la camisa de fuerza y con estos pelos, además de que cuando estuviera recuperada, me iba a largar de ahí, y para viajar, el dinero es algo indispensable, sobretodo si no quería llamar la atención de DATS.

- Voy contigo...-respondo cuando dice que mañana va a ir a comprar-. Y quiero un adelanto. Necesito ropa nueva y un buen corte de pelo-agarro toda la mata de cabello, los siete años en los que estuve encerrada hicieron de la pequeña y corta mata de pelo, unos cabellos dignos de Rapunzel-. Será mejor que compres una vaca, no tendré reparos en hacerme canibal si mi hambre no se ve saciada-mi estómago gruñe con fiereza para constatar ese hecho.

Él se levanta entonces para ir a la cocina, mientras yo me pongo a trenzar mi cabello de manera ausente. Me encuentro con bastantes puntas abiertas, pero no me quejo, pues con suerte, mañana podré reducir la largura y sanearlo. Lo cierto es que tener el pelo taaaaan largo es una lata, muy incómodo y para nada útil; tampoco lo quiero recoger el una coleta o en una trenza, porque siempre me ha gustado tenerlo al aire...

Entonces el humano regresa, y me tiende un vaso de agua con otra pastilla. Tuerzo el gesto al recordar el sabor amargo de la medicina, pero me lo tomo mezclándola con el agua en la boca. Trago y dejo escapar un quejido del asco, pero después de decirme que me dará una piedra de afilar, a continuación el humano hace la única pregunta que no tendría que haber hecho... Lo miro fijamente, con un brillo asesino... Mis ojos parecen resplandecer con cierta locura, y por un momento, parece que mis pupilas se alargan como las de una bestia.

- Eso no te importa-respondo con sequedad. Le miro con recelo, antes de levantarme, mirarle con leve desdén y caminar hacia la puerta-. Necesito ir al baño.


Zayyn
Aeirmon
Ráthalos
Rukriel
Coral

Cosicas:



avatar
Admin
Ver perfil de usuario https://www.flickr.com/photos/126775221@N05/
Platinum Tamer


Death Knights


Edad PJ :
22

Edad User :
24

Digienergia :
4899

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Armadura de Batalla
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :


Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Kenshi Haibu el Dom Ago 16, 2015 2:44 pm



-Adelante- Le respondo cuando me pide ir al baño señalándole la puerta con la mano.

Me preocupa que ella no me respondiera lo de la camisa de fuerza, empiezo a sentir que estoy tramando un riesgo innecesario su lado y que no debo bajar la guardia. Mientras ella esta en el baño, me levanto para ir al baño y recolecto comida del refrigerador la mayor cantidad de comida para saciar el hambre bestial de mi invitada. Cuando acabo mi tarea la mesa tiene una gran cantidad de fruta cortada cubierta de miel, restos de arroz con carne, restos de carne asada, pan y un tazón de ramen. Luego me siento a ver televisión esperando a que la chica salga.

-Necesitas ponerte a dieta... no podré pagar todo lo que comes- Le digo a la chica mientras aun esta en el baño.


-Hablar-
-FunBeemon-
-Ryudamon-
-Narrar-
-Pensar-
-NPC-


avatar
Admin Junior
Ver perfil de usuario
Platinum Tamer


Nada


Edad PJ :
21

Edad User :
22

Digienergia :
2843

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :
-Digivice Burst
-Espada Suchīrusutingu

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Zayyn el Dom Ago 16, 2015 3:09 pm

Sigo la dirección que me señala el humano y me introduzco en el baño, cerrando la puerta detrás de mí. Allí, hago mis necesidades, me lavo las manos y la cara y observo mi rostro en el espejo... Mi aspecto ha mejorado un poco, pero sigo ojerosa y algo pálida, sin contar con que una venda me envuelve parte de la cabeza. Doy un suspiro, pero después salgo del lavabo y regreso al salón a sentarme sobre el suelo. Cuando llego, descubro que el japonés ha dejado una generosa cantidad de comida sobre la mesa: fruta bañada en miel, carne, arroz, pan y fideos instantáneos. Mis ojos brillan, y mi boca se llena de babas, sin esperar un segundo más, me dejo caer de rodillas ante la mesa y comienzo a comer, hambienta. El hambre desaparece poco a poco, hasta que al final ya no queda nada sobre el plato. De momento creo que es suficiente, pero mañana el hambre regresará de nuevo, aunque quizás para entonces ya haya más comida.

Dejo escapar un suspiro y me dejo caer sobre el suelo, tumbándome en él. Miro el techo y ronroneo levemente, satisfecha. Ya tenía el estómago saciado en parte, y tampoco tenía sueño... De haber estado completamente sana, posiblemente me hubiera ido afuera a hacer un poco de ejercicio... Pero por desgracia, aún no puedo exigir tanto a mi cuerpo.

- No necesito ninguna dieta-murmuro, todavía bocarriba-. Tú comes lo que necesitas, yo también.

Además, ¿quién es él para decir lo que puedo o no puedo comer? Llevo siete jodidos años encerrada sin comer otra cosa que comida de mierda drogada para tranquilizarme. Ya es hora de que recupere mis fuerzas y mi hábito normal de consumo... De otra forma, me sentiría de nuevo cohibida, encerrada y limitada... No, no me gustaba que decidieran por mí.


Zayyn
Aeirmon
Ráthalos
Rukriel
Coral

Cosicas:



avatar
Admin
Ver perfil de usuario https://www.flickr.com/photos/126775221@N05/
Platinum Tamer


Death Knights


Edad PJ :
22

Edad User :
24

Digienergia :
4899

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Armadura de Batalla
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :


Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Kenshi Haibu el Dom Ago 16, 2015 9:21 pm

-Yo no digo que hagas una dieta... solo digo que no puedo pagar las cantidades que comes... ho, por cierto- Digo antes de levantarme.

Camino hacia un mueble y de ella tomo el Digivice de la chica para dárselo a la chica.

-Ahi esta tu Digivice... y yo me ire a dormir, si te aburres tengo un Play Station 2 en ese cajón, espero que no te moleste que los juegos estén en japonés- Le digo apuntando a un mueble. -Nos vemos... no rompas nada- Le digo antes de entrar a mi habitación para dormir.

No tardo en quedarme dormido, sin embargo tengo un extraño sueño en el que estoy perdido en un mundo raro y luego atrapado en un pasillo negro siendo perseguido por una criatura para resolver acertijos. Entonces despierto en medio de la noche para ver una luz extraña en mi Digivice, para descubrir un extraño símbolo parecido a un 8 inclinado color púrpura, igual al de mi sueño. Esto me confunde pero mi sueño supera mi confusión, por lo que vuelvo a dormir, tengo un sueño normal y despierto temprano en la mañana.
Me levanto y tomo mi Digivice para verlo fijamente, salgo de mi habitación y miro a la chica.

-Buenos días- Digo sin quitarle los ojos de encima a mi dispositivo.


-Hablar-
-FunBeemon-
-Ryudamon-
-Narrar-
-Pensar-
-NPC-


avatar
Admin Junior
Ver perfil de usuario
Platinum Tamer


Nada


Edad PJ :
21

Edad User :
22

Digienergia :
2843

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :
-Digivice Burst
-Espada Suchīrusutingu

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Zayyn el Lun Ago 17, 2015 2:38 am

Continúo, con gesto de fastidio, con la mirada hacia arriba. Me molesta que ese humano me diga que gasto mucho, así que si es necesario, empezaré a buscar comida de otro lado, para que así deje de quejarse... De hecho, tendría también que ir a otro lugar a dormir. Con el dinero que gane trabajando para él puedo buscarme una pensión o algo así... Y que me deje en paz. Pienso sobre todo eso, cuando él se levanta de su sitio, recordando algo. Giro la cabeza para mirarle con desgano, pero entonces, algo que lleva en las manos me hace abrir los ojos, incorporarme rápidamente y arrebatárselo... Mi digivice.

- Por fin, ¿por qué has tardado tanto?-poso mis labos sobre el dispositivo para besarlo-. Creí haberlo pedido hace siglos.

No le hago caso cuando se marcha, tan solo consigo procesar las palabras Play Station, lo cual es suficiente para hacer que abra el cajón, saque la consola y un par de juegos y me plante frente a la televisión. Una vez el humano se ha ido a dormir, enchufo la play, meto el juego y busco el canal externo para ver el menú de inicio. La pantalla muestra el título de God of War I, un juego que yo misma me compré con trece años, y que me pasé en unos pocos días... Empiezo una partida nueva modo dificil (?) y manejo al personaje, batallando enemigos y consiguiendo proezas, hasta que unas cuantas horas después, ya estoy en la escena final... No he insistido mucho en el juego, simplemente ya me lo sabía, y ya iba directa. Cuando lo termino, poco después, me levanto y voy a la cocina, en donde busco algo de comer y beber. Sin embargo, me tengo que conformar sólo con un vaso de leche, así que lo bebo, lo dejo en el fregadero y regreso al salón. Empiezo la siguiente parte de la saga cuando queda poco para que amanezca, y continúo centrada en la historia... Paso por muchas etapas, hasta que finalmente veo que el protagonista empieza a ascender hasta el Olimpo... Ahí se termina el juego.

Me tumbo de nuevo sobre el suelo, insatisfecha aún después de haberme pasado un juego en teoría tan difícil y violento... Tengo ganas de pelear contra alguien, de golpear y morder, de destrozar... Pero en mi estado es imposible, al menos de momento. Bostezo con amplitud, y me estiro como un gato. No tengo sueño, y no estoy cansada, todo por la enorme siesta que me había dado al desmayarme, aunque quizás empezaran a cerrárseme los ojos en unas cuantas horas. << Me pregunto dónde andará Ráthalos... Espero que no le hayan atrapado... >> Mi estómago se encoge tan solo de pensarlo, pero después sacudo la cabeza... Ráthalos jamás se dejaría atrapar.

De repente, mis pensamientos se ven interrumpidos cuando el humano entra en el salón, mirando su dispositivo (el cuál es prácticamente idéntico al mío) con gesto somnoliento. Me saluda dando los buenos días, a lo que yo respondo con un gruñido desde el suelo. Mientras tanto, la patalla de la televisión aún está dando los créditos finales del videojuego.


Zayyn
Aeirmon
Ráthalos
Rukriel
Coral

Cosicas:



avatar
Admin
Ver perfil de usuario https://www.flickr.com/photos/126775221@N05/
Platinum Tamer


Death Knights


Edad PJ :
22

Edad User :
24

Digienergia :
4899

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Armadura de Batalla
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :


Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Kenshi Haibu el Lun Ago 17, 2015 8:20 pm

Luego de que la chica me "saluda" entro a la cocina para beber un vaso de agua para luego entrar al baño para hacer mis necesidades, lavarme los dientes y finalmente regreso a mi habitación para vestirme.

-Bien... vamos a la ciudad, prepárate- Le digo a la chica mientras tomo unas bolsas y salgo de la casa.

La espero en el exterior, para cuando esta lista y decide acompañarme, camino junto a ella por un pequeño camino que parece oculto a simple vista, es un camino que hice para viajar rápido de Tokio al Monte Fuji.
Ya llegando a la periferia de la ciudad, tomamos un taxi para ir al centro y llevo a la chica a un centro comercial donde hay tiendas de ropa y peluquerías, entre muchas otras cosas.

-Bien, te daré unos yenes y nos encontramos aquí en una hora mientras voy a comprar comida... no te pierdas- Le digo mientras le doy el dinero para luego irme a una tienda a comprar provisiones.


-Hablar-
-FunBeemon-
-Ryudamon-
-Narrar-
-Pensar-
-NPC-


avatar
Admin Junior
Ver perfil de usuario
Platinum Tamer


Nada


Edad PJ :
21

Edad User :
22

Digienergia :
2843

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :
-Digivice Burst
-Espada Suchīrusutingu

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Zayyn el Mar Ago 18, 2015 6:57 am

Parpadeo un par veces mientras él se marcha a prepararse, después me incorporo y deshago la trenza que recoge todo mi pelo para volver a peinarlo y volver a trenzarlo, a pesar de que en poco tiempo iré a que lo corten. Cuando el chico aparece de nuevo por el salón con las bolsas, me levanto y voy al baño para hacer mis necesidades y lavarme la cara y los dientes un poco con la pasta que el rubiales se ha dejado en el lavabo. Pocos minutos después, salgo por la puerta de la casa y sigo al humano por un sendero a través del bosque. En el transcurso, entrelazo las manos por detrás de la cabeza y miro al cielo, aunque en realidad, tengo los cinco sentidos puestos en el ambiente... No me apetecía que DATS apareciera de repente y nos sorprendiera.

Por suerte, nadie nos sale al paso, recorremos todo el camino sin percances, hasta avistar ya edificios a lo lejos. Entramos poco a poco en las afueras de la metrópoli japonesa, en donde el chico para un taxi para viajar más rápido a donde quiere que vayamos. Una vez dentro, le cita al conductor la dirección, mientras miro por la ventanilla con gesto aburrido, apoyando el codo en el posabrazos y sujetándome la cabeza con la mano. No hablo en todo el trayecto, simplemente escucho la emisora de música internacional de radio que tiene prendida el taxista, de la cual reconozco un par de canciones. Alrededor de media hora después, el taxi para en una esquina, me bajo del coche mientras el rubiales paga y espero a que salga. Cuando los dos nos encontramos en la acera, él me guía hasta un gran centro comercial, facilmente visible desde la lejanía.

A medida que avanzamos, voy vigilando a mi alrededor, escrutando a cada persona que me pareciera sospechosa... Suena muy maníatico y paranóico, pero es así, tengo que tomar medidas para que no me pille el toro desprevenida... En realidad, desde pequeña había sido así, desde que había empezado a trabajar para mis padres, las situaciones requerían de mí tal comportamiento para poder pasar inadvertida. << Y más ahora, que estoy débil >>

Finalmente, ya dentro del enorme centro comercial, el rubiales me tiende el dinero para que vaya a mi aire, y me insiste en que no me pierda. Pongo los ojos en blanco y me doy media vuelta sin despedirme para buscar una peluquería, la cual no tardo en encontrar, un pequeño negocio en el piso bajo. El local está a medio llenar, así que enseguida me atienden. La dependienta, al ver la enorme cantidad de pelo, se sorprende, me mira raro y hace ademán de preguntar acerca de ello, sin embargo, con mi mirada glacial consigo que enmudezca a tiempo, y que me lleve a una silla especial con lavabo incluído. Soy consciente de que en mi caso, va a tardar bastante, pero soy paciente, y le dejo sacar ramas y hojas de entre los mechones, lavar, cortar y peinar. Cuando, una hora después, salgo del establecimiento ya habiendo pagado, mis cabellos no son ni la mitad de lo que eran antes, a pesar de que ahora me llegan hasta el lugar donde la espalda pierde su propio nombre, más o menos por las caderas, quizás un poco más. Observo el rojo brillante de mi pelo, satisfecha; lo han dejado bastante bien, está liso, suave, brillante y saneado... Al fin.

Con una leve sonrisa, busco las escaleras mecánicas y subo por ellas a la zona de las tiendas. Camino despacio, mirando los escaparates, pero nada me convence, pues todo lo que ofrecen es ropa cursi o que no me va para nada... Vestidos, faldas, camisas... Nah, si eso es todo lo que hay allí, mejor me quedo con lo puesto.

Pero entonces es cuando, al pasar de largo, veo por el rabillo del ojo algo que me llama la atención. Me giro y contemplo, con gesto neutro, un escaparate en el cual se muestra la típica motocicleta negra, con un maniqui de hombre y de mujer, ambos vestidos al estilo rockero, con chaquetas de cuero, guantes sin dedos, pantalones oscuros y botas con pinchos. Mis ojos verdes brillan con emoción y curiosidad. Retomo mi sonrisa y entro a la tienda... Instantáneamente me recibe una fuerte música de heavy metal, y mi mente se transporta a cuando era una cría y las organizaba buenas en el instituto. Doy un suspiro y empiezo a mirar las estanterías y las perchas, dándo una vuelta por la tienda y tarareando suavemente la música que suena. El vendedor, un japonés un tanto siniestro, se encuentra a su bola detrás el mostrador, mientras mastica chicle y chatea por su teléfono... Pronto me presento allí para colocar sobre la mesa una pila de ropa que me he probado tras las cortinas del fondo de la tienda nada más encontrarlas: pantalones de cuero, cinturones con tachuelas, chaqueta de cuero, y un sujetador negro, obviamente del mismo material. A todo eso, acompañan unas botas con tacón y púas plateadas, unos guantes sin dedos, pero con púas en los nudillos y unos brazales del mismo estilo que las botas, con pinchos en torno a ellos. El dependiente parpadea, sorprendido, pero se dispone a pasarlo todo por el láser para sumar toda la cantidad de dinero; en ese tiempo, añado a la compra unas gafas de sol de aviador oscuras que he tomado de una vitrina de la mesa.

El siniestro termina poco después de realizar rodo el recuento y me da la cifra total a pagar; saco el dinero que me dio el rubuales y le tiendo un par de billetes. Entonces, cuando él me ofrece una bolsa, niego con la cabeza.

- Me lo llevaré puesto-le digo en su idioma, y de nuevo me interno en los probadores para cambiarme de ropa, para minutos después salir de ellos ya como si fuera una persona completamente diferente a la que entró.

Spoiler:


Cruzo la tienda con un brillo satisfecho en la mirada. El dependiente se me queda mirando, aún cuando, sin despedirme salgo del local metiendo el brazo entre los mechones de mi pelo para agitarlos. Una vez fuera, inspiro hondo, y miro a mi alrededor.

- Sólo queda algo para estar completa-murmuro, caminando hacia un estanco, en el cual compro un zippo y una cajetilla de tabaco.

Zippo (?):

Salgo del establecimiento, y bajo al piso inferior para ir a la entrada del centro comercial. Al salir al exterior, apoyo mi espalda contra la estructura del edificio y me enciendo el primer cigarro... El primero después de siete años.

- Afuu... Cómo lo echaba de menos...-murmuro, en un ronroneo, satisfecha.


Zayyn
Aeirmon
Ráthalos
Rukriel
Coral

Cosicas:



avatar
Admin
Ver perfil de usuario https://www.flickr.com/photos/126775221@N05/
Platinum Tamer


Death Knights


Edad PJ :
22

Edad User :
24

Digienergia :
4899

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Armadura de Batalla
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :


Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Kenshi Haibu el Mar Ago 18, 2015 1:03 pm

Compro una gran cantidad de comida, la mayoría siendo ramen instantáneo por que es algo saciador que no ocupa mucho espacio, espero que la chica no lo coma todo en un día.

Mientras tanto, un hombre con ropa de motociclista se acerca a la chica por la espalda, la ve fumar por un tiempo y luego la agarra por el cuello y pone un cuchillo en su espalda para amenazarla.

-Hola chica rebelde... dame todos los yenes que tengas y no tendré que apuñalarte- Dice el hombre.

Sin embargo, yo veo la escena a lo lejos ya que me estaba dirigiendo al punto de reunión, asi que dejo las bolas en el suelo, corro hacia el sujeto para sujetar su brazo, le doblo la mano para hacer que suelte el cuchillo y luego hago una llave de judo para levantarlo y azotarlo contra el suelo, dejándolo dan dañado que no se moverá en un tiempo.

-Esa es una ropa muy extraña la que tienes puesta... pero te queda bien- Le comento a la chica antes de ir a buscar las bolsas que deje mas atras.

Luego regreso hacia donde esta la chica y camino junto a ella por el centro comercial.

-¿Hay algo mas que quieras ver antes de regresar?- Le pregunto.


-Hablar-
-FunBeemon-
-Ryudamon-
-Narrar-
-Pensar-
-NPC-


avatar
Admin Junior
Ver perfil de usuario
Platinum Tamer


Nada


Edad PJ :
21

Edad User :
22

Digienergia :
2843

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :
-Digivice Burst
-Espada Suchīrusutingu

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Zayyn el Mar Ago 18, 2015 1:52 pm

La primera calada es, para mí, como agua en el desierto. Se que en esos siete años he tenido tiempo para superar ese vicio, y llegó un momento en el cual llegué a hacerlo, pero no por voluntad propia... En las cárceles de DATS no regalaban cigarrillos. Por eso, disfruto del cigarro como si fuera la primera vez. Me separo de la pared un poco, expulso el aire e inspiro hondo, con expresión de satisfacción. Sin embargo, antes de poder gozar de la sensación, siento que alguien me toca el cuello, y roza con algo punzante mi espalda, justamente en donde tengo una larga y fea cicatriz (lo que me hace sufrir un escalofrío) que va de costado izquierdo a hombro derecho, de modo que parte de ella queda oculta bajo el sujetador y la chaqueta de cuero. Mi primer pensamiento es que DATS me ha encontrado finalmente, y que me tienen rodeada. Mi mente comienza a trabajar rápidamente, y me preparo para pelear. Aunque pronto le oído hablar, con un suspiro de alivio entiendo que es un humano normal, un estúpido perdedor que intenta atracarme. No tiene ni idea de con quién se ha topado.

Mis ojos se afilan, mis pupilas se alargan y adquieren un matiz asesino, como de un animal disponiéndose a atacar a una presa. Tenso mis músculos, con la idea de volverme rápidamente, apartar sus manazas de mí y desarmarlo para posteriormente empezar darle su merecido... ¿Quiere pelea? Yo se la doy encantada... Pero posiblemente, ese humano no saldrá bien parado.

Pero, antes de que pudiera hacer nada, una figura aparece rápidamente junto a nosotros. El rubiales aparta al otro de mi lado, y de manera bastante hábil para ser sólo un simple humano, le arrebata el arma y le inmoviliza... Quedo bastante sorprendida, pero eso hace también que mi desconfianza aumentara un poco. ¿Un humano normal y corriente, conocedor de una técnica de combate así? Quizás fue entrenado, pero... Los de DATS normalmente son entrenados concienzudamente. Entrecierro los ojos cuando el rubiales se vuelve hacia mí, ya habiendo terminado, y dejo escapar un gruñido.

- ¿Qué ha sido eso?-mascullo, mostrándo de nuevo mi recelo. Mientras él sigue caminando, me acercó al perdedor del suelo y le pateo en toda la cara con fuerza, escuchándo así el agardable crujido de su nariz al romperse. Me agacho y recojo su cuchillo, antes de escupirle-. Perdedor... Suerte tienes de que él haya intervenido.

Camino rápidamente hasta llegar junto al japonés. Se podría decir que "me ha salvado", aunque yo misma podría haberme librado solita, pero eso no hace que no desconfíe de por qué pelea tam bien. Quizás es que simplemente le entrenaron de pequeño, a fin de cuentas, Japón era un país en el que se daban bastante las artes marciales... Pero también podría haber otro motivo. DATS.

- ¿Qué ha sido eso? No peleabas como un cualquiera-le digo, agarrándole del brazo con fuerza. Mis ojos se fijan en los suyos, buscando cualquier señal que le delatara. Sin embargo, lo único que obtengo es una especie de "cumplido" ante mi nueva vestimenta. No puedo evitarlo, me llevo las manos a los pechos y los aprieto el uno contra el otro, con un brillo juguetón en los ojos-. ¿Qué pasa? ¿Te gustan, o qué?-le pregunto, guiñando un ojo con malicia.


Zayyn
Aeirmon
Ráthalos
Rukriel
Coral

Cosicas:



avatar
Admin
Ver perfil de usuario https://www.flickr.com/photos/126775221@N05/
Platinum Tamer


Death Knights


Edad PJ :
22

Edad User :
24

Digienergia :
4899

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Armadura de Batalla
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :


Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Kenshi Haibu el Mar Ago 18, 2015 3:21 pm

La chica me detiene para preguntarme acerca de mi forma de pelear, pero luego cambia el tema para coquetearme cuando le hago el cumplido de su ropa.

-Si, les doy diez puntos- Le digo felicitando sus atributos. -Por cierto, peleo asi por que estoy entrenado, esa espada y bandera en mi casa no son decoración, mi familia aun tiene el gran dojo del clan Haibu- Le respondo a su pregunta anterior.

Camino junto a ella por el resto del centro comercial para luego salir de el, tomar un taxi para ir a la periferia de la ciudad y caminar por el bosque para llegar a la cabaña. Dejo las bolsas de comida en la casa y luego camino hacia la puerta de mi sala de entrenamientos y la abro, revelando la habitación llena de maniquíes, armas de practica junto con reales y unos trajes tradicionales japoneses, pero entre todas esas cosas yo recojo un traje de apicultor que le muestro a la chica.

-Ven, te enseñare lo que vas a hacer en el trabajo- Le digo antes de darle el traje.


-Hablar-
-FunBeemon-
-Ryudamon-
-Narrar-
-Pensar-
-NPC-


avatar
Admin Junior
Ver perfil de usuario
Platinum Tamer


Nada


Edad PJ :
21

Edad User :
22

Digienergia :
2843

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :
-Digivice Burst
-Espada Suchīrusutingu

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Zayyn el Miér Ago 19, 2015 7:09 am

Me cruzo de brazos esperando una respuesta que explique su forma de pelear, pero antes de eso, el chico responde a mi provocación acerca de mis dos grandes personalidades con un "diez puntos". No evito sonreír, entre orgullosa y burlona, a fin de cuentas él empezó a comentar acerca de mi nueva forma de vestir, que indudablemente me queda mejor que esa vieja y sucia camisa de fuerza.

- Boobie y Boob te lo agradecen, pero... ¿Diez puntos a las dos, o a cada una?-continúo bromeando, intentando así molestarle e incomodarle. Recuerdo que cuando hice ademán de quitarme la camiseta en su casa se sonrojó, así que quiero volver a provocarle esa reacción. << Y pensar que con quince años era tan plana como una tabla... Siete años hacen maravillas >> Entonces él finalmente explica por qué sabe pelear tan bien, y parte de mis sospechas se disipan, a fin de cuentas ya había pensado algo así cuando vi la espada y la bandera en su salón-. Nunca he escuchado hablar de ese clan-comento, de nuevo para irritarle, aunque tampoco era mentira. ¿Clan Haibu? Conozco unos cuantos, él mío por ejemplo era el Jakuchū. No perteneczo de forma directa, pero cuando era pequeña, mi maestro me enseñó, de modo que desde entonces en parte me he sentido así... Al menos hasta hace siete años, no he vuelto a saber nada de ese viejo desde entonces-. Ya que me lo has aclarado... Más te vale que sea cierto. De no ser así, este cuchillo podría deslizarse por tu cuello mientras duermes-hice girar entre los dedos el arma que le había sustraído al atracador, y después lo lancé hacia arriba para volver a atraparlo al vuelo.

Cogemos un taxi de regreso a su casa, en el trayecto tampoco hablo, salvo para responder con pocas palabras a cualquier cosa que el rubiales me diga. Cuando salimos del vehículo, de nuevo seguimos el sendero a través del bosque hacia la cabaña, en donde entramos para dejar las bolsas. El chico me pide que le siga hasta una sala que parece ser de entrenamiento. Con curiosidad, observo las vitrinas, los maniquis, las armas y los trajes de pelea, hasta que entonces el japones me muestra un traje blanco.

- Ven, te enseñaré lo que vas a hacer en el trabajo.

Tuerzo el gesto al recordar que he sido "contratada" por él, pero asiento y le sigo hasta el jardín y en donde estaban las cajas blancas que había visto ya con anterioridad cuando le había vigilado desde los arbustos. Como supongo que no me ha dado el traje para que lo tire a la basura, me lo empiezo a poner. Al terminar, parezco un astronauta extraño sacado de cualquier show malo de serie B.


Zayyn
Aeirmon
Ráthalos
Rukriel
Coral

Cosicas:



avatar
Admin
Ver perfil de usuario https://www.flickr.com/photos/126775221@N05/
Platinum Tamer


Death Knights


Edad PJ :
22

Edad User :
24

Digienergia :
4899

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Armadura de Batalla
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :


Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Kenshi Haibu el Jue Oct 22, 2015 9:54 pm

Me coloco un sombrero de apicultor, saco de la cocina un carrito y con el salgo de la casa hasta las colmenas a las que le limpio la nieve de encima mientras espero que la chica se me una.

-Sacar la miel de las abejas es algo muy fácil y no se hace muy a menudo en esta época, las abejas necesitan comida para el invierno- Le digo cuando ella se aproxima a mi -Lo importante es tener cuidado y usar el ahumador- Le digo a la chica.

Le hago una rápida demostración de como se usa la herramienta antes de darle el ahumador, entonces yo tomo uno para luego abrir la colmena de la que sale una nube de insectos que revolotean por doquier y que son repelidos por el humo de mi herramienta, rápidamente tomo un panel cargado de miel. Dejo el ahumador sobre el carrito y tomo un cepillo el que uso para sacar las abejas del panel para luego colocarlo en el interior del carrito, del cual saco continuación un panel de cera vacío el cual coloco en la colmena para luego serrar la tapa de esta.

-Es así de simple- Le digo mientras esparzo un poco mas de humo -Solo recuerda tener cuidado al cepillar las abejas del panel, son frágiles y quizas puedas toparte con la reina en uno de esos paneles, a ella no quieres dañarla- Le digo antes de cruzarme de brazos para ver como trabaja la pelirroja.


-Hablar-
-FunBeemon-
-Ryudamon-
-Narrar-
-Pensar-
-NPC-


avatar
Admin Junior
Ver perfil de usuario
Platinum Tamer


Nada


Edad PJ :
21

Edad User :
22

Digienergia :
2843

Programas Terminal de Batalla :
  • Funciones Básicas
  • Almacenamiento

Objetos/Armas :
-Digivice Burst
-Espada Suchīrusutingu

Volver arriba Ir abajo

Re: Cómo conocí a tu madre

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.